Artist/Printmaker
etching-press_W1600px.jpg

Notas biográficas

Notas Biográficas

La trayectoria de Yolanda del Riego como artista es el resultado de una serie de circunstancias personales y de oportunidades que han ido surgiendo a lo largo de su vida, en la que nunca se ha plegado a lo convencional y en la que siempre ha mantenido una actitud inconformista, que se refleja en su obra.

Su vida la ha llevado a muchos lugares inesperados y Yolanda del Riego ha combinado —como una malabarista— los papeles de esposa, madre y artista a lo largo del camino. Una constante en su trayectoria como artista ha sido su incesante necesidad de expression artística y  su capacidad de buscar y aprovechar las oportunidades que se le ofrecían en cada momento para poder materializar sus ideas, siempre innovando en cualquier medio disponible.

Traslados

Yolanda del Riego (YR) nació en América Central durante el exilio político de sus padres, asturianos los dos. Regresó a España de niña y se crió en Madrid. A los veinte años se casó con un estadounidense y emprendió una nueva vida en los Estados Unidos. Durante su estancia en New England a finales de los sesenta, entró en contacto y se integró rápidamente en la comunidad artística muy activa que allí existía; estudió diversas disciplinas y expuso en diversas asociaciones de arte.

Artista/Grabadora en Alaska

YR vivió en Anchorage entre 1973 y 1981 y ella suele decir que, como artista, nació en Alaska. En 1976, se incorporó como becaria en el Visual Arts Center (VAC) para estudiar técnicas calcográficas, que se convirtieron en la pasión de su vida. 

La singularidad de Alaska como "la última frontera" hizo posible que el VAC atrajese artistas de reputación internacional que impartían allí talleres y clases magistrales; se estimulaba la convivencia de los becarios del VAC con los artistas invitados durante largas estancias, lo cual hacía posible que se potenciara al máximo la experimentación. La continuada y variada programación y el reducido número de alumnos por clase, facilitaba el poder trabajar en un entorno realmente creativo y estimulante.

De los artistas que visitaron el VAC, dos en particular tuvieron un profundo e indeleble impacto en el desarrollo de YR como artista/grabadora: Dr. Jules Heller (Dean, College of Fine Arts, Arizona State University), que sostenía que el grabado, planteado en su totalidad, puede ser un vehículo fundamental de expresión del artista y le inculcó la idea del artista/grabador, y Mish Kohn (California State University), con quien aprendió la refinada técnica del chine-collé y el principio básico de la libertad total con la que hay que plantear la creación de las ediciones progresivas.

YR con Toshi Yoshida en el VAC en 1977

YR con Toshi Yoshida en el VAC en 1977

YR estudió también allí la amplia variedad de las técnicas del grabado: xilografía tradicional japonesa con el Master Tōshi Yoshida, grabado al aguafuerte con Lee Chesney (Profesor, University of Hawaii), técnicas fotográficas y aditivas y viscosity printing con Clinton Cline (Profesor, Colorado State University), litografía con John Sommers (Director Técnico del Tamarind Institute), fabricación del papel con Kathryn Lipke, y realizó otros talleres con artistas muy innovadores como Carol Summers, and Roy De Forest.

Estas diferentes experiencias dejaron una "huella" grabada en la mente de YR: las técnicas calcográficas eran un perfecto medio de expresión para el artista que dominase estas disciplinas. 

En 1978, aconsejada por Julles Heller, compró su primer tórculo a André Boudin (Coventry, Rhode Island) y montó su primer estudio calcográfico en el garaje de su casa en Anchorage.

Regreso a España

Yolanda del Riego regresó a España en 1981 y fijó su residencia y su estudio en Madrid. Al no contar con un tórculo, acudió a los talleres tradicionales comprobando que muchos artistas no realizaban por sí mismos todos los trabajos necesarios para conseguir una estampa, desde la preparación y grabado de la plancha hasta el entintado y la estampación. Se encontró con un modo de hacer incompatible con su concepto global de artista/grabadora, por lo que decidió centrar su atención en otros medios hasta que recibiera el tórculo que había encargado a Nueva York. El resultado de este entreacto fue un continuo ciclo de períodos de  experimentación, que culminó cada uno de ellos en una exposición.

Con la idea de hacer collage con telas, creó una serie de patchworks abstractos y de gran formato. En 1983, con la colaboración de la Embajada de los Estados Unidos, estos patchworks se expusieron en Madrid, primero en el Instituto de Cooperación Iberoamericana, bajo el título de Óleos, grabados y textiles (presentados por José de Castro-Arines) y después, ese mismo año, en el Centro Cultural de los Estados Unidos (presentados por el poeta José Hierro).

En 1986 la Biblioteca Nacional de España organizó una gran muestra que recogía la obra de diez años de la artista bajo el título Yolanda del Riego. Obra gráfica (1976–1986), comisariada por Elena Santiago Páez y presentada por Cesáreo Rodríguez Aguilera.

Retomó la pintura al óleo, utilizando soportes de madera y papel. Expuso estas obras en 1987, en la Galería Macarrón, en una muestra titulada Óleos, presentada por Luis González Robles.

De vuelta al grabado

Cuando por fin en 1987 recibe el tórculo que había encargado a Charles Brandt de Nueva York, empieza a hacer de nuevo grabado en su estudio y continúa sus experimentos con papeles japoneses teñidos y arrugados, centrándose principalmente en hacer obras únicas. En 1989 se expusieron estas obras en la Galería María Salvat de Barcelona, en una muestra titulada Yolanda del Riego y sus métodos calcográficos (presentada por Mercedes de Prat); la artista quiso destacar en ella el reconocimiento de los derechos de la mujer como ciudadana que tuvo lugar durante la Revolución Francesa en su 200 aniversario (1789 – 1989), utilizando para los títulos de las obras los nombres de los meses del calendario al uso durante la Revolución ("Messidor" —mes de la cosecha, "Termidor" —mes de verano, etc.).

En los años 90 cerró su estudio y pasó largas temporadas en París con su hija. La artista sintió la necesidad de un período de introspección y abandonó temporalmente
el mundo del arte, aunque siguió pintando. Expuso algunas de las obras de ese período
en 1996 en la Galería Dean de Valencia, en una exposición titulada Explorando los límites del papel (presentada por José Garnería).

La influencia de la isla

Buscando un lugar para un nuevo estudio se estableció en la isla de Arosa en 1997; muy pronto, la influencia de los paisajes y las luces de Galicia empezó a hacerse evidente en su obra. Grabados al barniz blando y collagraphs con algas y corales en las texturas fueron el tema de la exposición Impresiones y Expresiones (presentada por José Marín Medina) en la Galería Rafael García de Madrid en 1998. 

Los largos paseos por la playa y la belleza de los atardeceres, tan aptos para pintar al aire libre, propiciaron el uso de acuarelas, que se pudieron ver en 1999 en la exposición Horizonte de Arousa en la Galería Rafael García de Madrid (presentada por Javier Rubio Nomblot); en esta muestra el poeta José Corredor-Matheos autorizó a YR a utilizar fragmentos de sus poemas como título para sus obras. 

Al vivir junto al mar, YR podía exponer las planchas de acero durante largos períodos de tiempo al ataque de los elementos, logrando huellas grabadas lentamente por ellos, y las estampó utilizando diversas técnicas mixtas. En la exposición Obras recientes (presentada por Francesc Miralles) en 1999 en la Galería EUDE de Barcelona, se reunieron obras únicas, con estampación y tintes, todas calcográficas sobre papeles japoneses.

En esta época YR también trabajaba con planchas de linóleum. Su Atlantic Quartet, una serie inspirada en los poemas de T.S. Eliot, fue expuesta en ARCO 2002 por la Galería EUDE con el titulo Yolanda del Riego: El grabado como indagación (presentada por José María Iglesias). 

Empezó a utilizar tintas sumí-e sobre papeles japoneses, inaugurando en 2003, en la Galería EUDE, una exposición de paisajes de mar titulada Más arriba de la mar (presentada por José Corredor-Matheos). 

Buscando una alternativa al ácido en el grabado al agua fuerte, empezó a manipular mecánicamente las planchas de acero, haciendo agujeros, etc., y estas obras fueron el centro de la exposición Los 4 elementos en la Casa-Fuerte Bezmiliana (Rincón de la Victoria, Málaga) en 2003, y presentada por José Marín Medina.

Trabajo Digital en Seattle

En 2004 YR empezó a pasar largas temporadas en Seattle con su hija mayor. Al estar lejos de su estudio, decidió ampliar sus conocimientos de Adobe Photoshoptuvo y estudiar con Steve Laskevitch (Profesor, Cornish College of the Arts), rindiéndose ante la evidencia de las grandes
posibilidades creativas del medio digital. En Seattle conoció a Tod Gangler, fundador del estudio digital Art & Soul, y le encargó la impresión de sus archivos al comprobar la calidad extraordinaria de la impresión digital que ellos hacen. 

La noche del 13 de febrero de 2005, un incendio destruyó la torre Windsor en Madrid; YR vive enfrente y durante los días siguientes al fuego hizo fotos del edificio quemado, y también de la lenta deconstrucción que duro más de un año. Con este material la artista hizo su primer proyecto en digital: Windsor: Fuego/Desmontaje, que se mostró en la exposición welcome! (presentada por José Marín Medina) en la Galería Rafael García de Madrid en 2006. En ella se pudo comprobar cómo YR incorpora su experiencia de artista/grabadora, en estas imágenes digitales con texturas de sus grabados. 

En su siguiente proyecto digital, El Fluir del Tiempo, YR refleja su preocupación por el medio ambiente y su deteriorocreó  a través de 160 imágenes digitales, creadas a partir de dibujos de Arousa escaneados. El estudio Art &Soul de Seattle hizo la impresión digital para la exposición en la Galería Rafael García de Madrid en Febrero 2008. Como complemento, YR hizo un video con las imágenes animadas y sus textos que se podía escuchar en la instalación. Esta serie se incluyó en la exposición retrospectiva de su obra en el Museo de Bellas Artes de Asturias en Oviedo, Yolanda del Riego. Treinta años de creación sobre papel 1977-2007.

Arte sobre el medioambiente

Desde el 2010, YR trabaja casi de forma exclusive en formatos digitales. 

La naturaleza siempre ha sido una inspiración importante para Yolanda del Riego y la preocupación por los temas ambientales —como la contaminación marina, la deforestación y el cambio climático— se ha convertido cada vez más en el tema principal de su trabajo.

Sus exposiciones más recientes —Triangulación a través de la comunicación científica (2017), Cambio climático. La perspectiva de una artista (2016), Escalada insostenible (2016), La mar como yo la veo (2015) y Árboles a tu encuentro (2014)— han tratado los efectos negativos de la degradación medioambiental y el cambio climático.

Cat Heller del Riego
agosto 2009 / Actualizado: agosto 2017